Pastel de Fresa Raw Vegano | Tarta helada

Estamos en época de fresas, así que es el momento de usarlas en nuestras recetas! Por eso os traigo la receta de una tarta de fresa crudivegana, es decir que no necesita cocción. Al ser congelada es perfecta para el buen tiempo que ya llega con la primavera!

Todos los ingredientes son baratos y fáciles de encontrar en un supermercado. El aceite de coco lo he encontrado en el Aldi. En caso de no encontrarlo, al ser una receta congelada se podría sustituir por aceite de girasol u otro con un sabor suave.

Base del pastel

La base está hecha con galletas. Cualquier marca servirá. Yo he usado galletas de avena, pero podéis experimentar con otros sabores!

Al mezclar las galletas trituradas con aceite de coco, obtenemos muy fácil y rápidamente una base crujiente y sabrosa. Se puede usar para todo tipo de pasteles y no necesita ser congelada. El aceite de coco se solidifica al estar en el frigorífico. Sin embargo esta tarta es helada y no hacemos uso de esta propiedad. En la receta de Pastel de Chocolate si que obtenemos un pastel sólido solo enfriándolo en el frigorífico, no hace falta congelar.

receta pastel fresa vegano

Fresas

Las fresas a parte de estar deliciosas y tener un color precioso, nos aportan vitamina C y antioxidantes, perfectos para combatir el envejecimiento. También tienen la propiedad de ser depurativas y antiinflamatorias ya que contienen hierro, vitamina B6, ácido fólico y magnesio.

Anacardos

Para esta receta se necesitan anacardos sin sal. En caso de no encontrar, ponerlos en remojo varias horas para eliminarla y también servirá.

Los anacardos, como todos los frutos secos, nos aportan aceites esenciales (grasas saludables), así como proteínas, minerales (magnesio, potasio, fósforo…) y vitaminas (E, ácido fólico…).

Así que ya veis que este pastel a parte de ser muy bonito y rico, nutricionalmente no está nada mal! Es genial comer postres ricos sin remordimientos, sabiendo que estamos cuidando al cuerpo 🙂

Ingredientes:

receta pastel fresa vegano

Las medidas que doy son para un molde pequeño de 12cm de diámetro. En caso de tener un molde más grande, aumentar las medidas proporcionalmente. También decir que conviene tener un molde desmoldable (que se separe la base de los lados) o de silicona.

Para la base:

  • 8 galletas (unos 100 gramos)
  • 2 cucharas soperas de aceite de coco (u otro aceite de sabor suave como el aceite de girasol)

Para la capa de fresa:

  • 1 vaso de anacardos
  • 2 vasos de fresas troceadas
  • 3 cucharas soperas de sirope de agave (o cualquier endulzante líquido)
  • 1 cuchara de zumo de limón

Preparación

Para la base, trituramos las galletas y el aceite. Introducimos la mezcla en en el molde y lo aplanamos bien. Reservamos en la nevera.

Para la capa de fresa necesitamos haber tenido los anacardos en remojo durante la noche o unas 6 horas. Este ingrediente dará cremosidad al pastel. Preferiblemente trituramos primero los anacardos hasta conseguir una crema. Luego añadimos las fresas, el sirope y el zumo de limón. Acabamos de triturar.

Añadimos la crema de fresa encima de la base de galleta y introducimos el molde cubierto con film en el congelador durante un mínimo de 4 horas.

Para decorar se puede derretir chocolate negro y esparcirlo encima de un papel de horno haciendo el dibujo que queramos. Luego enrollamos el papel y lo guardamos en el frigorífico.

receta vegana fresa tarta

Cuando la tarta esté congelada podemos decorarla con fresas frescas y el chocolate.

Para servir mejor dejarla fuera del congelador durante 30 minutos. Listo para refrescarnos!

On esta receta participo en el reto de la fresa de facilisimo!

Compártelo!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.