Archivo de la etiqueta: otoño

Receta chocolate espeso a la taza Vegano

Bueno bueno bueno… que tenemos aquí? Os presento mi snack favorito de este invierno! Chocolate a la taza, bien espeso y caliente! (Aunque creo que lo tomaré todo el año de lo bueno que está!)

Tipos de chocolate caliente

Parece que no se pueda decir mucha cosa del chocolate caliente, pero en realidad tiene tela! Existe infinidad de tipos, y lo que entendemos en España por chocolate caliente, no es lo que se entiende en otros países. La decepción que me llevé al pedir un chocolate caliente en Alemania, esperando disfrutar de un chocolate espeso y encontrarme con un vaso de leche con cacao totalmente líquido.

Pero bueno, es cuestión de costumbres. Yo compartiré el que a mi me gusta más, el chocolate a la taza o espeso! Esta receta es muy saludable y rápida de hacer. Existe la opción de comprar en el supermercado la mezcla ya preparada para hacer el chocolate en casa. Aunque es vegano, y si os gusta pues perfecto, tiene un pequeño problema, y es que contiene mucho azúcar. Lo que lo convierte en un capricho del que no podemos abusar.

chocolate espeso vegano

Es saludable!

La opción que os propongo es tan saludable que la podemos tomar cada día si queremos! (Cosa que prácticamente he hecho… ya sabéis cuanto me gusta el chocolate)

Cacao en polvo

Ya lo he comentado en otras recetas donde incluyo cacao en polvo, pero lo repito! El cacao en polvo tiene propiedades antioxidante, es rico en minerales como el magnesio, fósforo o selenio y ayuda a combatir el estrés y la depresión.

Dátiles

Una de las opciones contiene dátiles, un alimento que no puede faltar en casa. Es genial para preparar trufas de chocolate, para comerlos como snack solos o acompañados de frutos secos, para añadirlos en batidos de frutas, etc. Es una manera de comer dulce de manera sana. El cuerpo reacciona muy distinto al azúcar refinado que al azúcar de los alimentos enteros.

Nos aportan hidratos de carbono, la fuente de energía primaria para nuestro cuerpo y cerebro (incrementa la capacidad y agilidad mental).

chocolate vegano

A diferencia de otros productos azucarados, los dátiles nos pueden mantener satisfechos durante mucho tiempo ya que sus azúcares son liberados poco a poco prolongando la sensación de saciedad.

Tienen propiedades antioxidantes y contienen minerales como potasio, fósforo, calcio y magnesio. Todos muy necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo.

2 Opciones

Os propongo dos opciones de receta. La primera es mi preferida: es deliciosa y 100% saludable, pero requiere un poco más de esfuerzo para prepararla, por eso la hago solo de vez en cuando. La segunda está muy buena y también es saludable, pero no tantísimo. La ventaja es que se prepara en un momento.

Ingredientes:

  • 3 cucharaditas de cacao en polvo
  • 2 cucharaditas de maicena (Es harina de fécula de maíz o también llamado almidón de maíz, aunque se puede utilizar cualquier otro almidón)
  • 1 vaso de leche vegetal (arroz, soja, avena, almendras, espelta, etc.)
  • A escoger entre las siguientes dos opciones:
    • 2 dátiles
    • 2 cucharaditas de sirope de arce (o de agave, o de dátil, etc. Cualquier endulzante sirve)

chocolate a la taza vegano

Preparación:

Si escogemos usar dátiles, batimos todos los ingredientes: dátiles, leche, maicena y cacao en polvo. Luego lo traspasamos a un cazo y calentamos a fuego medio hasta que espese tanto como queramos.

Si escogemos usar un endulzante, mezclamos en un cazo la leche fría, el cacao en polvo y la maicena. Y si escogemos usar un endulzante seco como podría ser azúcar moreno, lo podemos añadir en este punto también. En caso de usar endulzante líquido nos esperamos. Lo mezclamos bien intentando deshacer los grumos. Luego añadimos el endulzante líquido. Calentamos a fuego medio hasta conseguir la textura deseada y listo.

Hay que tener en cuenta que cuando se enfría se espesa aún más para elegir cuando sacarlo del fuego.

Servimos en una taza y a disfrutar. Pr

Compártelo!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Pasta con salsa de calabaza (queso vegano)

Hola! Siguiendo con las ganas de publicar recetas que contengan ingredientes de temporada, hoy traigo pasta con una salsa a base de calabaza. Se podría decir que imita al típico plato americano Mac and Cheese pero en versión saludable y vegano. (Si quieres saber los motivos por los que no creo que debamos tomar leche o queso lee este artículo)

Obtendremos una salsa cremosa y a la vez ligera, ya que es baja en grasas a diferencia de muchas otras opciones que contienen mantequilla, crema de leche o queso (ingredientes muy calóricos ricos en colesterol y grasas saturadas). Además, al ser a base de vegetales es muy nutritiva. Si se deja enfriar se vuelve más espesa. En ese caso puede ser usada como sustituto en recetas que contengan crema de queso.

queso vegano

Beneficios de la calabaza

Para esta receta podemos usar cualquier calabaza apta para cocinar. En este caso he usado una clase que en inglés se llama “butternut squash” (no encuentro el nombre en Español).

La calabaza  nos aporta una gran variedad de vitaminas y minerales (vitamina A, B1, B2, B3 y C, Potasio, Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro…). Todos necesarios para un buen funcionamiento del cuerpo y así evitar los resfriados típicos de otoño.

calabaza

Levadura Nutricional

Además, le añadiremos Levadura Nutricional. Por si no conoces este ingrediente te lo presento: es una levadura desactivada con calor, que se ha cultivado en azúcar de caña o remolacha. Aporta varias vitaminas del grupo B (incluyendo la B12), acido fólico y otros minerales como el selenio. Además es buena fuente de proteína completa.

Algunas personas opinan que tiene un sabor similar a los frutos secos y otros opinan que recuerda al queso. Personalmente me recuerda un poco al queso. Es salado y queda bien en cualquier preparación, desde un plato de pasta hasta una ensalada.

Creo que es un buen ingrediente para tener en la cocina y usarlo habitualmente ya que añadimos nutrientes sin darnos cuenta. También es una buena fuente de vitamina B12 para personas vegetarianas, veganas o mayores de 50 años (la vitamina B12 se absorbe peor).

levadura nutricional

Volvamos a la receta. Podemos usar cualquier tipo de pasta, que por cierto hay muchísimos. No todo se acaba en la pasta de trigo. También hay de espelta, de maíz, de kamut, de trigo sarraceno, de lentejas, de arróz, etc. Es todo un mundo! Te animo a probar nuevas clases de pasta que en general son más nutritivas que la de trigo refinado.

Ingredientes:

  • 1/2 calabaza
  • 1 y 1/2 vasos de leche vegetal (soja, avena, arroz…)
  • 1/2 vaso de levadura nutricional
  • 1 cucharada sopera de Tahini (opcional, pero hará la salsa más cremosa)
  • Especias al gusto. Yo puse una cucharadita de cúrcuma o curry, otra de ajo en polvo, otra de sal y otra de pimienta negra.
  • Pasta

Preparación:

Primero hay que cocinar la calabaza. Se puede hervir, cocer en el microondas o en el horno. Yo he usado esta ultima opción. He cubierto una bandeja de horno con un poco de agua y he colocado las dos mitades de calabaza de la siguiente manera:

calabazas horno

Se cocinan durante aproximadamente una hora en el horno a 200ºC (hasta que al pincharlas con un tenedor notemos que están blandas) y luego se pueden pelar fácilmente.

Una vez tenemos la calabaza cocida, ya casi hemos acabado la receta! Que rápido no? Introducimos en una batidora media calabaza troceada, la leche vegetal, la levadura nutricional, el Tahini y las especias. Batimos muy bien. También se puede hacer con una batidora de mano (minipimer). Y ya tenemos la salsa lista.

Si tenemos hambre y no queremos cocinar más, solo queda mezclar la salsa con la pasta que hayamos escogido y comer.

pasta con queso

Si queremos darle un toque especial podemos colocar la salsa mezclada con la pasta en un recipiente apto para hornear. Espolvorear por encima pan rallado y levadura nutricional, y gratinarlo durante unos 15 minutos en el horno, con la parte de arriba encendida.

pasta gratinada

De cualquier modo está muy rico. Que aproveche!

Compártelo!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Pastel de manzana Vegano y Saludable

Buenas!! Este pastel, pan o plum cake de manzana es super rápido de hacer, los ingredientes son baratos, es saludable y está riquísimo! Cómo a mi me gustan las recetas!

Por fuera queda crujiente y por dentro muy esponjoso y húmedo. Va genial para desayunar o merendar. Es muy práctico tener un pastel listo para que cuando tengamos hambre, cortemos un trozo y evitemos picar otros alimentos menos recomendables.

Sustitutos del huevo

A parte de la receta voy a contar qué sustitutos del huevo existen a la hora de cocinar. Casi todos los pasteles contienen huevo, pero, por qué? El huevo aporta humedad a la receta ya que es líquido, también ayuda ligeramente a que la masa suba, y finalmente, actúa como aglutinante evitando que la masa se deshaga en pedacitos.

Sin embargo no es indispensable y existen sustitutos del huevo bien fáciles de encontrar. Por ejemplo, si queremos más humedad podemos añadir más líquido, si queremos que la masa suba, podemos añadir levadura, y si queremos que la masa se quede unida, podemos usar harina que contenga gluten.

Aquí pongo algunos ejemplos y las cantidades de sustitutos del huevo para preparar panes y pasteles que :

  • Puré de manzana: 1/3 de puré de manzana representa 1 huevo
  • Plátano: 1/2 plátano hecho puré representa 1 huevo
  • Semillas de lino: 1 cucharada sopera de semillas trituradas en 3 cucharadas de agua representa 1 huevo

En esta receta he usado el plátano para sustituir el huevo.

Es saludable?

Este pastel no contener ni huevos ni leche. Por lo tanto nos ahorramos las grasas saturadas y colesterol de los huevos y leche. Y tampoco añadimos ningún aceite vegetal. Puede sorprender pero sigue quedando muy jugoso!

manzanas

Tampoco contiene azúcar refinado. Para endulzar le he añadido 1/4 de vaso de sirope de arce que tiene un índice glucémico más bajo que el azúcar y además nos aporta algún que otro nutriente. Sin embargo se podría prescindir totalmente de cualquier endulzante en esta receta al añadir el plátano para sustituir el huevo. O se podrían añadir pasas o trocitos de dátil si lo queremos más dulce.

En cuanto a la harina he puesto una taza de harina blanca de trigo y otra de harina de espelta. La espelta se considera el origen de todas las variedades de trigo que se cultivan hoy en día y últimamente ha ganado popularidad gracias a sus cualidades nutricionales. Destaca sobre todo por su alto contenido en proteínas de elevado valor biológico con aminoácidos como la lisina, escasa en otros cereales, también en que es más fácil de digerir y contiene menos gluten que la harina de trigo.

Debido a que contiene menos gluten se recomienda mezclarlo con harina de trigo para que la masa quede más solida.

Ingredientes:

ingredientes pastel manzana

  • 2 vasos de harina (1 vaso de harina de espelta y 1 vaso de harina de trigo o 2 vasos de harina de trigo. También se pueden usar otros tipos de harina)
  • 2 cucharadas de postre de levadura en polvo
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 2 manzanas
  • 1 plátano
  • 1/2 vaso de leche vegetal (arroz, avena, soja…)
  • 1/4 de vaso de sirope de arce (opcional)
  • pasas, trocitos de dátil o nueces (opcional)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (opcional)

Preparación:

En un bol mezclamos los ingredientes secos: harina, levadura en polvo y canela.

En otro bol mezclamos los ingredientes líquidos: la leche vegetal, el sirope de arce, un plátano hecho puré con el tenedor y la esencia de vainilla.

Luego añadimos a la mezcla líquida las dos manzanas peladas y troceadas y las pasas, dátiles o nueces.

Unimos la mezcla líquida con la seca y se formará una masa pegajosa. La vertemos dentro de un molde (preferiblemente de forma rectangular). Para que no se pegue la masa al molde podemos engrasarlo previamente con cualquier aceite vegetal y luego espolvorear un poco de harina por encima. Que quede una capa muy fina de harina pegada al aceite del molde. Otra opción es usar papel de cocina especial para hornear.

masa pastel manzana

Unimos la mezcla líquida con la seca y se formará una masa pegajosa. La vertemos dentro de un molde (preferiblemente de forma rectangular). Para que no se pegue la masa al molde podemos engrasarlo previamente con cualquier aceite vegetal y luego espolvorear un poco de harina por encima. Que quede una capa muy fina de harina pegada al aceite del molde. Otra opción es usar papel de cocina especial para hornear.

Horneamos durante unos 60 min a 200ºC, solo con la parte de abajo encendida. Para saber que está listo, pinchamos la masa con algo punzante (por ejemplo un espagueti) y debe salir limpio.

pastel de manzana

Sacamos del horno y ya lo podemos comer. Recién hecho está de muerte! Espero que te guste!

pastel manzana vegano

Con esta receta participo en el reto Color y Sabor de temporada, si tienes un blog con recetas anímate a participar!

Compártelo!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Receta Sopa de Calabaza

Hola! Me hace mucha ilusión compartir esta receta. Me encantan los mercadillos navideños que hay en todas las ciudades de Alemania y cada día a partir de la tarde se llenan de gente tomando vino caliente, fruta con chocolate o sopas (a parte también venden figuritas para decorar la casa en navidad).

mercadillo

La receta de hoy está inspirada en estos mercadillos, no es una simple sopa de calabaza (que ya está buenísima por si sola) sino que no necesitaremos plato para servirla. Un pan redondo y vacío será nuestro plato. Parece un poco raro pero es una idea genial. Se trata de ir rascando la miga de pan que queda dentro y mezclarlo con la sopa. Te aseguro que quedas muy lleno!

En otoño todo se tiñe de color naranja, es época de boniatos, calabazas y caquis, así que esta sopa es ideal! Sienta muy bien cuando ya viene el frío y ademas es muy nutritiva y sana.

sopa calabaza

La sopa normalmente la asociamos con un alimento saludable pero muchas veces entre sus ingredientes podemos encontrar mantequilla o crema de leche, las cuales son altas en grasas saturadas que queremos evitar. Esta receta es muy baja en grasa, sin colesterol y muy fácil de digerir.

La sopa contiene básicamente calabaza. Hay muchísimas variedades y nos sirve cualquiera que sea apta para cocinar (yo he usado la variedad llamada Hokkaido). En general todas las calabazas son buenos antioxidantes ya que son ricas en carotenos, vitamina A, B y C, además de aportarnos gran variedad de minerales como potasio, fósforo o calcio.

calabaza hokkaido

El romero y la calabaza resulta que fueron creados el uno para el otro. Mucha gente opina que su combinación es una de las mejores, así que incluiremos romero en la receta. Podemos usar romero seco o fresco. Si no te gusta esta especia la puedes sustituir por otra.

Ingredientes:

  • 1 calabaza
  • 2 o 3 cebollas grandes
  • 2 o 3 vasos de caldo vegetal
  • Romero fresco o seco
  • 1 pan redondo con la corteza resistente

pan

Preparación:

Primero prepararemos la sopa. Pelamos y cortamos la cebolla y la calabaza. En una sartén honda calentamos un poco de agua (o aceite) y añadimos la cebolla. Cocinamos durante unos 10 minutos hasta que esté blandita. Se debe ir removiendo de vez en cuando y vigilando que no se pegue (en caso de usar agua en vez de aceite, añadir agua a medida que se evapore para evitar que se pegue la cebolla y se queme).

Seguidamente añadimos la calabaza troceada y el caldo. La cantidad de caldo debe ser suficiente para cubrir ligeramente la calabaza y la cebolla, pero sin pasarse. Tapamos y dejamos que hierva a fuego lento durante 20 minutos.

Pasado ese tiempo retiramos del fuego y añadimos el romero. En caso de ser fresco añadimos 2 ramitas, lo dejamos infusionar y lo retiramos pasados los 20 minutos. En caso de ser seco lo dejamos infusionar igualmente 20 minutos pero no lo podremos retirar (no pasa nada).

Luego se deben triturar las verduras. Se puede hacer con una batidora de mano o con una batidora como la que se ve en el video.

exclamation-mark-made-of-a-waterEn caso de usar una batidora y triturar las verduras calientes, es importante no llenarla hasta arriba y dejar la tapa un poco abierta para evitar que el vapor haga demasiada presión y ocurra un desastre.

El puré o sopa la podemos servir al momento o guardarla en la nevera (unos 3 o 4 días) o en el congelado y calentar cuando la necesitemos.

Ahora toca preparar el pan. Cortamos la parte superior que servirá de tapa y vaciamos el interior dejando un grosor de entre uno y dos dedos de miga. Ya podemos rellenar el pan de sopa y disfrutar!

Se puede decorar con especias, frutos secos o semillas. En mi caso añadí semillas de cáñamo, altas en proteína y ácidos omega 3.

semillas cañamo

La manera de comer este plato es ir rascando con la cuchara la miga de pan que hemos dejado pegada a la corteza y mezclarla con la sopa. Finalmente nos podemos acabar el pan! Buen provecho!

 

 

Compártelo!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail